Soluciones en madera para la construcción

Confiabilidad: utiliza láminas de madera seleccionada, cortas y angostas, de espesor de 18 ó  36 mms que proporcionan propiedades mecánicas definidas y confiables. Las resinas con las cuales se fabrica cuentan con excelentes especificaciones técnicas.
 

Flexibilidad: La sección transversal puede ser variable, logrando elementos estéticamente agradables y estructuralmente apropiados. Las estructuras en madera laminada son recomendadas para regiones de alta sismicidad. 


Resistencia mecánica:
La madera a igualdad de peso, es cuatro veces más resistente que el hierro. Presenta una estabilidad dimensional muy grande aunque cambie sensiblemente la humedad del ambiente.

 

Resistencia al impacto: Las vigas de madera laminadas, absorben fuertes cargas de impacto y se mantiene de pie aun en condiciones adversas al viento, lluvia o terremotos.

 

Resistencia química: La madera no reacciona ante agentes oxidantes o reductores. Es óptima para ser utilizada en bodegas de almacenamiento de productos químicos, frutas o flores, y para piscinas y ambientes salinos. La madera es resistente a la mayoría de los ácidos y otros agentes corrosivos.

 

 Aislamiento térmico y eléctrico: La madera seca es un excelente aislante térmico y eléctrico. Las estructuras de madera no distorsionan las recepciones de radio o TV. Su insensibilidad al magnetismo la hacen apropiada para salas de transmisión y laboratorios de investigación.

 

Aislante acústico: Son conocidas las propiedades de la madera para la construcción de recintos aislados acústicamente o para diseños especiales en espacios que requieren de una excelente trasmisión del sonido. Deben diseñarse barreras para evitar la servidumbre acústica en espacios contiguos.

 

Estabilidad térmica: el coeficiente de dilatación térmica es tan pequeño que en la práctica se puede considerar casi igual a cero. Permite la utilización de piezas continuas con parte en el interior y parte en el exterior.

 

Ahorro de consumo de energía: para convertir madera industrialmente se requiere menos combustible. La producción de una tonelada de madera requiere 430 kilowatios hora de electricidad, mientras que una tonelada de acero necesita 2700 KWH y una tonelada de aluminio 17000 KWH.

 

Fabricación con contra flecha: pueden ser fabricadas con contra flecha para anticipar la deflexión de la misma.

 

Belleza: la madera es un material tanto de carácter estructural como de acabado que permite crear grandes espacios agradables, inter y externamente. Su color y su textura son incomparables.

 

Grandes luces: las mayores luces construidas en el mundo han sido logradas mediante elementos en madera laminada. Poseen una baja razón peso-resistencia. Los elementos necesitan   poco de su sección para auto soportarse. Es muy resistente y liviana a la vez, y el peso por metro cuadrado cubierto es el más bajo.